Las conexiones internacionales de la celula yihadista, una prioridad para la investigación