Más de 4.000 alumnos no han podido acudir a clase