Nigeria descarta usar la fuerza para liberar a las 200 niñas secuestradas