El mal talante del presidente de Cantabria Ignacio Diego ante las críticas por los recortes