Mas afirma que la independencia de Cataluña "no es un delito ni un pecado"