Lo que no se vio en el debate a cuatro