Las palabras del presidente de Ibedrola provocan malestar