La banca coincide en la necesidad de formar gobierno pronto para no frenar las inversiones