El paro marca un nuevo récord tras superar los 4,75 millones de desempleados