Papandreu, adelante con el referéndum