Díaz Ferrán escondía en su casa una gran suma de dinero y un kilo de oro