Competencia calcula que la subasta elevó un 7% el precio de la electricidad