David Beckham, el hombre más sexy del mundo