Levantamiento de los cadáveres de las dos primeras víctimas de los incendios en Galicia