Hollande declara el estado de "emergencia económica y social"