Guerra de ofertas de viviendas en el salón SIMA