La odisea en Kisangani de José Antonio y su equipo: “Hemos tenido que pagar unas propinillas para que las autoridades no nos quiten las cámaras”