Andrés casi se derrite en la cocina