Los favoritos no defraudan en la primera jornada liguera de la Primera División