La poca ilusión de José inquieta a su suegro Dani, que se acerca sin éxito al novio de su hija