¡El primer truco de la vida artística de Joaquín que termina con Mariano en una caja rodeado de espadas!