La protesta tras la sentencia a 9 años de 'La Manada' consigue romper el cordón policial