Monedero: “Para levantar alfombras hace falta gente que no tenga detrás cadáveres”