Una aseguradora pone a disposición de los vecinos cuyas viviendas se derrumbaron 1,25 millones