Jaume Matas abandona la cárcel de Segovia tras obtener el tercer grado