Un colegio de Navalcarnero (Madrid) da prioridad a padres con empleo