Según fuentes médicas, en La Paz no hay capacidad para atender a los enfermos