La banca española plantea numerosos recortes y despidos