El equipo de Lluis Miquel Hurtado consigue cruzar la frontera