Victoria, tras conocer la pasión zen que tiene Iván: “Me da la sensación que eso es un poco como un lavado de cerebro”