Lidia flipa con el tatuaje de María: “Wow, madre de Dios”