Jesús, a su cita vegetariana: “El jamón de pata negra no se puede dejar de comer y más si empieza a sudar”