Lola y Marbelys dan una nueva oportunidad al equipo amarillo