El Barcelona da un golpe de autoridad tras vencer en Grecia al Olympiacos (72-81)