Así es el percebe marroquí: Arenoso y fácil de capturar