Los chicos reciben cartas y fotos de su familia