Algunos 'runners' desafían el estado de alarma