Todo preparado en el Sánchez-Pizjuán para recibir los restos de José Antonio Reyes