‘Cuatro al día’ se infiltra en los grupos violentos que han movilizado los disturbios de Madrid y Barcelona