El presunto asesino de la joven de Barcelona no conocía de nada a su víctima