La incidencia acumulada del coronavirus sigue a la baja en España: 252 casos por cada 100.000 habitantes