Un padre divorciado pierde la custodia compartida de su hijo por dejarlo continuamente con sus abuelos