La manifestación contra el clima paraliza el lateral de la Castellana sin autorización