La madre de una niña con el ‘síndrome del lobo’: “No se le ha caído nada de pelo todavía”