Joaquín Prat, contra los 70 botellones de Madrid: “Lo de ser tonto también debería sancionarse”