360.000 niños serán vacunados contra la malaria, el azote de África