Los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes se extienden por todo Estados Unidos