Inmovilizados en medio de un mar de algas: Gloria deja encerrados a dos señores en un coche durante horas