Benidorm, en riesgo extremo con una incidencia de 254 casos: la llegada de turistas británicos dispara los contagios