Se hace un selfie con un cocodrilo que cree que es de plástico y acaba con un brazo mordido